Saludo del Director

¡Hola!

En nombre de la comunidad educativa de la ikastola Compañía de María de Bergara te saludo por habernos visitado, aunque sea de manera virtual. En Euskal Herria, a quien viene de visita,  le ofrecemos en nuestras casas acogida y atención.

Mirando a la casa, ¿a dónde vienes? En primer lugar, te comunico que has llamado a la puerta de una casa que tiene más de 200 años. No queremos dar un valor especial al pasado, sino queremos subrayar, entre otras cosas, la ilusión que nos ha impulsado hasta llegar al día de hoy, el deseo de responder a las necesidades del alumnado y de las familias, el trabajo, la capacidad de hacer frente a los cambios sociales y la implicación de todos. Sin esto, no podrías haber visitado nuestra casa, y éstos son nuestros fundamentos para el futuro.

En nuestra casa hay dos fuertes apoyos: tener un proyecto basado en los valores cristianos y estar sumergida en el euskara y en la cultura vasca. Somos una escuela más de la Compañía de María, que está extendida por todo el mundo, de ahí nuestro carácter religioso, pero, la única que funciona en euskara. He aquí dos aspectos que tienen gran importancia en nuestro proyecto: la universalidad, la convivencia, ser una parte de un proyecto común, el modo de entender la relación con las otras personas, y, la individualidad, siendo eje del proyecto la persona, respetando su dignidad y su pleno desarrollo.

 

Mirando al futuro que entre todos queremos construir, nuestra casa tiene muchas ventanas y puertas, un baúl que guarda un montón de ilusiones, armarios que contienen dificultades que convertiremos en opción de mejorar y aprender, y también mil colores y rendijas…, pero, para enterarte de estos detalles tienes que seguir la visita. Bienvenido, bienvenida, y si prefieres, deja la virtualidad, te recibiremos con mucho gusto.

LA DIRECCIÓN