0-6 Inteligencias Múltiples y Estimulación Temprana

Horward Gardner desarrolló la teoría de las inteligencias múltiples (II.MM.) en 1983. Por aquel entonces, el concepto que se tenía de la inteligencia o del factor “g” era unitario. Gardner, no lo entendía como un factor unidimensional, para él la inteligencia era el conjunto de habilidades del ser humano que servía para resolver los conflictos que le surgían en su vida diaria.

Él describe 8 tipos de inteligencias: cinestésica, interpersonal, lenguaje, lógico-matemático, intrapersonal, viso-espacial, naturaleza y musical.

La mayor aportación de esta teoría es que asegura que toda persona tiene estos 8 tipos de inteligencia pero desarrolladas cada una en un nivel diferente nivel. Por ello, resulta a algunos estudiantes más fácil determinadas asignaturas que otras. A la hora de aplicarlo al mundo educativo el objetivo se convierte en poder ofrecer a los/las alumnos/as las materias por diferentes vías de forma que cada uno consiga a su manera llegar al contenido ofrecido.

Esta teoría se ha aplicado al mundo de la educación y desde ahí se han creado diferentes programas y metodologías: aprendizaje cooperativo, proyectos de comprensión, paletas, rutinas y destrezas de pensamiento…

 
 

Las personas especialistas de estas áreas señalan como base estructural de esta metodología la estimulación temprana. El autor más conocido en este ámbito es Glenn Doman por sus aportaciones y estudios, y también Shin¨ichi Suzuki, el creador de la metodología Suzuki para el aprendizaje del violín en edades tempranas.

En la base de la estimulación temprana se encuentra el concepto de neuroplasticidad. La etapa de 0-6 años es el momento en que el cerebro más se desarrolla. Los/las niños/as reciben estimulación y en respuesta a ésta las neuronas se activan y se unen creando redes neuronales. A partir de la edad de 6 años, los nuevos aprendizajes se asientan sobre estos circuitos ya existentes.

Para que un/una niño/a aprenda el cerebro deberá estar bien estructurado, para ello necesitará de recursos visuales, auditivos y motóricos. Para que estos recursos se desarrollen de una manera adecuada disponemos de la estimulación temprana. Se trata de un conjunto de acciones, que siguiendo los perfiles de desarrollo utiliza unas técnicas para el desarrollo integral del niño/ de la niña, en todos sus aspectos: inteligencia, motricidad y personalidad.

Para la consecución de estos objetivos Glen Doman diseñó diferentes programas: el Programa de Desarrollo Básico, BITs de inteligencia, lectura y matemáticos y el programa musical.

Siempre cuidando el ritmo individual y realizando estas actividades con mucho respeto y siendo el afecto la mejor vía para el desarrollo de estos programas.